Menú

Blog de paravegetarianos

Propiedades de la naranja

800px-2010-06-19-supermarkt-by-RalfR-23Artículo escrito por: Anna Vega

A veces los remedios más sencillos son los que mejor funcionan. Y éste es el caso de la naranja. Seguramente pocos gestos encontraremos tan simples y que contribuyan tanto a mimar nuestra salud como tomar un zumo de naranja natural al día. Su propiedad más conocida es, sin duda, su gran concentración de vitamina C, fundamental para luchar contra los resfriados de una forma 100% natural. Pero ¿sabías que la naranja tiene otros muchos más beneficios para nuestra salud y nuestro bienestar?

La naranja es, por ejemplo, una gran fuente de antioxidantes y, por lo tanto, favorece el antienvejecimiento y es una gran aliada a la hora de potenciar nuestras defensas. También a la hora de cuidar nuestros niveles de colesterol.

Pero sus beneficios no acaban ahí: la naranja, o el zumo de naranja recién exprimido, nos puede ayudar en la prevención de piedras en el riñón y problemas cardiovasculares. Reduce el riesgo de infarto, disminuye la presión arterial y mejora la circulación. Por si fuera poco, contribuye a mantener la visión y la audición. ¿Se le puede pedir más a un fruta? Pues además está constatado que es una gran fuente de energía y que es capaz de mejorar nuestro ánimo.

Eso sí, lo más recomendable es tomarla por la mañana y, en cualquier caso, evitar su consumo por la noche, porque puede impedirnos conciliar el sueño y también puede llegar a pasarnos factura a la hora de hacer la digestión si tenemos un estómago delicado.

Receta de sorbete de naranja

Más allá de su consumo en crudo o en zumo, la naranja da además mucho juego en la cocina y es un complemento 100% natural cada vez más presente en todo tipo de platos y postres.

Con la llegada de la primavera y de los primeros subidones de temperatura, hoy queremos compartir una receta muy sencilla: un rico sorbete de naranja muy ligero y totalmente natural, pero no por ello menos sabroso. Y, lo mejor, apto para cualquier nivel culinario. Nos lo han recomendado desde lamejornaranja.com y nos ha encantado. Un postre más sano imposible.
Tan sencilla es la receta que solo necesitaremos dos ingredientes: naranjas y azúcar.

Elaboración del sorbete de naranja:

  • Exprimimos las naranjas: necesitaremos unos 500 mililitros de zumo de naranja para obtener tres raciones de sorbete.
  • Tres cucharadas de azúcar (siempre se puede nivelar al gusto)
  • Pondremos 200 mililitros del zumo en un cazo y lo cocemos a fuego lento con el azúcar, hasta que se haya mezclado bien, durante aproximadamente unos cinco minutos. Lo retiramos del fuego y esperamos a que temple.
  • Añadimos a la mezcla los 300 mililitros de zumo restantes y removemos bien. Es el momento de probarlo, para valorar si está lo dulce que queremos que esté o si hay que añadir algo más azúcar.
  • Volcamos la mezcla en un recipiente y lo metemos en el congelador durante unas dos horas, hasta que se solidifique.
  • Rompemos la capa de zumo solificado y echamos la mezcla en un robot de cocina, donde lo trituraremos hasta obtener una consistencia suave.
  • Ya está, ya no hay más pasos: ya tenemos el sorbete de naranja listo para servir y consumir.

El limón y sus beneficios

Citrus, LimónHoy hablaremos del fruto que prevenía el escorbuto a finales del siglo XVIII… el limón.

CLASIFICACIÓN: pertenece a la familia de los cítricos, junto con la naranja, mandarina, pomelo o toronja y lima.
DESCRIPCIÓN: fruto ovalado; de gusto ácido; verde cuando no está maduro y amarillo cuando haya madurado; la vitamina C es su aportación más importante a nivel nutricional.
ORIGEN: regiones tropicales y subtropicales de Asia, posteriormente su cultivo se expandió a diferentes partes del mundo.
CARACTERÍSTICAS: se trata de una fruta no climatérica, es decir: se recoge cuando está madura, y si se hace antes, no madura (a diferencia de otras frutas climatéricas, como: la manzana, el plátano, el aguacate, las cerezas, el melocotón…).
PRODUCCIÓN: España, Brasil, Italia, México, India, Egipto, Argentina… son importantes potencias mundiales en la producción de cítricos.

El uso del zumo de limón en remedios naturales y consejos nutricionales es bastante habitual y podemos aprovechar sus propiedades en distintos casos… Especialmente en deportistas, adolescentes, embarazadas, lactancia, menopausia y la vejez; beber agua con limón, además de hidratarse, sirve para recuperar los niveles de potasio y suplir las necesidades de vitamina C.

El consumo de limón nos puede ser de utilidad en casos de:

– Hipertensión arterial: sustituir la sal que se añade a ensaladas y verduras por zumo de limón.
– Anemia: la vitamina C favorece la absorción de hierro.
– Fiebre, resfriados y gripe
– Bronquitis
– Sinusitis
– Anginas
– Enfermedades de la vesícula y vías biliares
– Estados infecciosos
– Reumatismo
– Fumadores: necesitan un extra de vitamina C (y dejar el tabaco).
– Fatiga
– Acne
– Cicatrización
– Indigestión

¿Cómo consumir el zumo del limón?
Se aconseja diluirlo en agua, como mínimo al 50%; hay que tener cuidado con el efecto corrosivo que puede tener en el esmalte dental (se aconseja usar pajitas para evitar el contacto).

¿Qué podemos hacer con el limón en la cocina?
Limonada, añadir el zumo de limón en zumos de frutas, caldos, al cocer hortalizas o aliñar ensaladas y así aumentar el contenido en vitamina C… ¡Y si quieres también puedes ojear aquí recetas con limón!

¿Qué usos le das tú a esta fruta? ¿La utilizas en la cocina o cuando enfermas?

Referencias:
Fossas, F. (2002). Com cura la llimona. Un aliat de les defenses naturals i l’equilibri de la salut. Barcelona: La Magrana.

Las Semillas de Chía, una proteína vegetal

Autor: https://commons.wikimedia.org/wiki/User:Magister_Mathematicae

Autor: https://commons.wikimedia.org/wiki/User:Magister_Mathematicae

¡Qué agradable es la sorpresa de descubrir un nuevo ingrediente para empezar a usar en la cocina… y todavía es más agradable si se trata de un producto lleno de beneficios para nuestra salud!

Hoy descubrimos, para algunos, las Semillas de Chía (Salvia hispánica L.).

Crece en climas tropicales o subtropicales y es cultivada sobretodo en Bolivia, México y Guatemala; antes de la conquista de América la Chía era un elemento protagonista tanto nutricional como medicinalmente y hasta era objeto de ofrenda a los dioses por parte de los Mayas.

Los beneficios de las semillas de Chía, un alimento completo que nos aporta nutrientes, aminoácidos, fibra, antioxidantes, proteínas, vitaminas y minerales…

– Es una fuente de proteínas vegetales importante para los vegetarianos
– Alto contenido en ácidos grasos omega 3 y 6 de origen vegetal
– Rica en fibra, es saciante y mejora el tránsito intestinal
– Contiene calcio y hierro
– Llenas de antioxidantes naturales que nos ayudan a contrarestar la oxidación y el envejecimiento celular prematuro
– Nos proporciona todos los aminoácidos esenciales
– Es un alimento que nos aporta energía y es por eso que también es recomendable para deportistas
– Regula el azúcar en sangre, son buenas para los diabéticos
– Ayuda a reducir el colesterol y problemas cardiovasculares
– Al ser saciantes son un buen aliado para dietas para bajar de peso
– Hasta se dice que mejora el funcionamiento cerebral y disfunciones emocionales (atención, apatía, introversión).

Es mejor consumir las semillas directamente para aprovechar al máximo sus beneficios. La encontramos, también, en forma de brotes tiernos, harina, aceite, suplementos…

¿Utilizáis semillas de alguna clase en vuestra alimentación? ¡Si has probado sus beneficios y quieres compartirlos con nosotros, estaremos encantados de leerlo! Y si te animas a probar estas semillas, cuéntanos qué efectos experimentas.

Superpoderes en tu cocina

Cómo fortalecer el sistema inmunitario

¿Te sientes bajo de defensas? ¿Quieres fortalecer tu sistema inmunitario? Tu alimentación puede ayudarte y darte una mano para que lo consigas. Es tan fácil como añadir los alimentos adecuados a tu plato y disfrutar comiéndotelos.

Os presento a algunos de los protagonistas…

JengibreEl jengibre, usado en la cocina pero también con finalidades terapéuticas, entre las cuales encontramos que es antioxidante, antimicrobiano y antiinflamatorio. Ayuda a eliminar la mucosidad, congestión nasal y efectos de los resfriados o gripe. ¿Cómo tomarlo? Infusión caliente de jengibre y jugo de limón.

Si quieres saber más sobre el jengibre, investigadores del National Institute of Food Science and Technology, hacen referencia a los siguientes beneficios: es un alimento potencial anticancerígeno, útil en immunonutrición, cura de enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus y problemas digestivos.

El pimiento rojo, cargado de vitamina C, ¡nos proporciona hasta tres veces más que los cítricos! Con un pimiento al día cubrimos las necesidades de dicha vitamina. Puede reducir la durada y síntomas del resfriado. ¿Cómo tomarlo? Crudo en ensaladas, asado, cocido, rellenos, a mordiscos como si fuera una manzana…

Pimiento rojoEn las solanáceas alimenticias se encuentra la solanina, un glicoalcaloide, un tipo de alcaloide. Las personas sensibles a la solanina, sufren unas dolencias que Hans Selye ha nombrado “el síndrome calcifiláctico” y se observa en la artritis, artritis reumatoide, arteriosclerosis, insuficiencia coronaria, esclerosis cerebral, cálculos renales, bronquitis crónica, osteoporosis, hipertensión, lupus eritematoso… Retirando las solanáceas de la dieta, como son: la patata, la berenjena, el tomate y el pimiento rojo y dejando de fumar puede mejorar la salud de estas personas y hasta recuperarse de sus problemas articulares, según Norman Cilders y Gerard Russo.

El ajo, tan valorado por su uso culinario y sus efectos beneficiosos para la salud, refuerza el sistema inmunitario. En Cochrane Summaries se recoge y corrobora el conocimiento popular de que el ajo previene el resfriado. En un estudio de Ajo146 participantes se demostró que los sujetos experimentales que tomaron ajo cada día, durante tres meses, tuvieron menos resfriados que los sujetos del grupo placebo. ¿cómo tomarlo? Sopa de ajo, crudo acompañando ensaladas, setas o el plato que queramos.

El té verde. Es conocido por sus mil y una propiedades, entre reducir el riesgo de cáncer y combatir el envejecimiento, se encuentra la prevención de resfriados y gripes. Una investigación de la Universidad de Shizuoka, Japón, muestra la capacidad de prevención de la gripe, haciendo gárgaras con té verde. Podéis leer más sobre el tema aquí y aquí, para una investigación posterior. ¿Cómo tomarlo? Al té verde se le puede añadir jengibre y zumo de limón.

Té verdeSin lugar a dudas, estas son las opciones más saludables… y también las más económicas.

¿Os gustan los anuncios de los nuevos y todavía más nuevos fármacos que nos prometen interrumpir un resfriado en 5 segundos, revertir al instante las molestias de una gripe, escalar el Everest en un abrir y cerrar de ojos…?

Me gustaría saber vuestra opinión al respecto, cuando os acatarráis, cogéis la gripe, os duele la cabeza, el cuello… ¿Optáis por consumir los fármacos que se anuncian como quien anuncia un nuevo modelo de coche? ¿O preferís valeros de los “poderes” de una buena alimentación u otros remedios naturales?

Propiedades de la quinua, quínoa o kinwa

La quinua, quínoa o kinwa en verdad no es un cereal de los tradicionales aunque por su contenido en almidón, su uso es como el de un cereal. Se remonta unos 5000 años y fue junto con la papa, uno de los principales alimentos de los pueblos andinos.

La quinua aparte de otras cualidades, como que tiene más del doble de proteínas que otro cereal, no tiene gluten por lo que es más fácil de digerir y un alimento ideal para celíacos. Como dato curioso a destacar, hace tiempo los científicos de la NASA buscaron un alimento para las misiones espaciales tripuladas de larga duración, y descubrieron la quinua y la eligieron porque presentaba un equilibrio excepcional de proteínas y aminoácidos, no teniendo prácticamente rival dentro del reino vegetal o animal por lo que ésta aportaba.

La quinua es una proteína completa y también tiene magnesio, fibra, manganeso y cobre. Si la comparamos con otros cereales, la quinua tiene más cantidad de calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, cobre, manganeso y zinc que el trigo, la cebada o el maíz.

Análisis de 100 gramos de producto en seco:

Valor energético: 354 kcal/1493 kj
Proteínas: 12,5g
Grasas: 5,4g
Hidratos de carbono: 63,6g
Magnesio: 186mg
Hierro: 3,6mg

Una lista de recetas con quinua en la comunidad de paravegetarianos.

Seitán

Seitán

El seitán es gluten de trigo. Es un producto del trigo integral hervido en un caldo de kombu, tamari y agua. Procede de China y mucha gente lo denomina como la “carne vegetal” del vegetariano ya que es un sustituto de la carne para cualquier receta vegetariana por su elevado aporte de proteínas. En Japón existe un producto llamado fu que es gluten de trigo similar al seitán, pero tostado, cocido al vapor y secado.

Características culinarias del seitán

Ayuda a reducir el colesterol, y no contiene losantibióticos y hormonas extras que si contiene la carne animal. Es de uso frecuente en cocina vegetariana, cocina vegana, cocina budista, macrobiótica y dietética.

Como se prepara el seitán

Ingredientes:

500 gr de gluten de trigo
1 litro de agua fría
1/2 salsa de tamari
1 diente de ajo
1 trozo de alga kombu

Preparación:

En un recipiente ponemos el gluten y vamos añadiendo poco a poco agua. Cuando sea homogéneo y no se pegue en las manos, formamos una bola y la dividimos en cuatro partes.

Aparte en una olla a presión ponemos el litro de agua, el diente de ajo entero y pelado, la salsa de tamari y el alga kombu. Cuando el agua hierva introducimos los trozos de gluten y dejamos a fuego medio-bajo durante unos 45 minutos.

Retiramos del fuego y dejamos la olla tapada hasta que este frío.

Una vez que esté frío sacamos los trozos de seitán y los guardarlos con del agua de cocción y envasados en la nevera. Duran unos 3 o 4 días.

Harina de garbanzos

Harina de garbanzos

La harina de garbanzos se obtiene cuando pulverizas finamente el garbanzo, y se considera un elemento muy importante en la cocina vegetariana ya que puede sustituir al huevo en muchas recetas veganas y recetas vegetarianas. También puede sustituir a la harina de trigo ya que no tiene gluten y es ideal para celíacos. Desde el punto de vista nutricional es un alimento rico en proteínas, Hidratos de Carbono, fibras, minerales y vitaminas.

Podéis encontrar la harina de garbanzos en tiendas especializadas, de dietética, de alimentación multicultural, en algunos supermercados y si no pues podéis hacer vuestra propia harina de garbanzos.

La harina de garbanzos es muy fácil de hacer en casa para las que tengáis la thermomix o similar. Ponemos los garbanzos dentro del vaso de la thermomix y pulverizamos hasta conseguir la harina. Después ponemos a tostar la harina unos 20 minutos a 100º. Dejamos enfriar la harina de garbanzos y la volvemos a pulverizar de nuevo durante unos 30 segundos.

La otra opción sería triturarlos en un molinillo de café o una batidora muy potente triturando pocos garbanzos cada vez, hasta conseguir la harina, y después la ponemos a tostar unos 20 minutos a 100º.

¿Qué es el tempeh?

El tempeh es un alimento que se consigue fermentando la soja. Es un producto originario de Indonesia, donde es muy popular, y se ha utilizado varios cientos de años por sus propiedades alimenticias. A causa de su valor nutricional y en proteínas se emplea en las dietas vegetarianas y en las dietas veganas, como un sucedáneo de carne.

¿Cómo se hace el tempeh?

Hacer tempeh en casa es muy fácil aunque todo lo que utilices para hacer el tempeh, ha de estar muy limpio para que no se contamine. Primero molemos las habas de soja con un molino de cereal, lo ideal es partir la soja en la mitad y si no tienes molino de cocina pues lo puedes hacer a mano.

Después remojamos las habas de soja en agua entre unas 12 y 18 horas. Si las habas de soja están enteras se tienen que partir, amasándolas y estrujándolas. Vaya removiéndo los granos en el agua para deshacerse de todas las cáscaras. Repite el proceso hasta que la mayoría de las cáscaras

están sueltas. Cuando acabe, en un caldero con agua que cubra las habas de soja y tres cucharas de vinagre cocinamos durante unos 30 minutos.

Escurrimos el agua y calentamos unos minutos hasta que los granos se sequen por completo y dejamos que se enfríen hasta 30 o 35 grados ya que sino al starter lo podemos matar del calor. Una vez fríos, salpique las habas de soja con 1 cucharadita de cultivo Rhizopus (tempeh starter). Mezclándolo bien durante unos minutos hasta homogenizar el tempeh. Esto reduce el riesgo de que se estropee y fermente rápidamente.

Disponemos de un tupper o dos para que le den forma, que cubrimos con un film trasparente que colocamos en forma de cruz para que cuando lo tapemos quede cerrado perfectamente. Después metemos las habas de soja en el tupper y sellamos con el film trasnparente. Después hacemos los agujeros que dejan entrar oxigeno con una aguja grande bien limpia.

Por último sacamos el tempeh de los tupper y los metemos en una incubadora, o sea un sitio caliente que no pase de los 30 grados, entre 24 y 36 horas. Siempre es bueno tener un termómetro al lado para ir controlando la temperatura.

Nota importante: Si el tempeh al sacarlo del film tiene colonias de hongos negros o zonas que no estén en blanco se ha contamido y tienes que tirarlo, ya que los hongos invasores pueden ser venenosos.