Después de 8 y sigo sumando veranos

via GIPHY

Ya hace más de 8 años que empecé esta aventura. Igualmente aunque haya pasado tanto tiempo, a día de hoy, todavía sigo teniendo las mismas conversaciones que hace 8 años. He explicado el veganismo de mil maneras y en infinidad de ocaciones, no me aburre, pero la verdad es que a veces lo evito, no me considero de esos que las primeras dos palabras que dice son “Soy vegano”. Ya sé que mucha gente está en contra de esto y lo usa como una manera de defender la causa, pero para ser sincero, hay días que no tengo ganas de las “conversaciones bucle”.

En mi experiencia ha sido cocinar comidas veganas fáciles y muy ricas lo que más ha funcionado para que la gente se interese, en algún sentido, por el veganismo. Siempre que ha habido una comida o algo he intentado llevar la alternativa vegana y al final pues por lo general ha triunfado. Ya sé que a todo el mundo no se le da cocinar, pero en mi caso ha sido un recurso muy útil.

Otro dato importante es que, en estos 8 años, he pasado bastante de controlar lo que como, y no lo recomiendo que quede claro, aunque la verdad es que soy muy pasota con esto. Sé que el tema de la vitamina B12 es importante y por eso tomo suplementos, pero de resto la verdad, quitando alguna analítica, es que he pasado completamente del asunto. No me he sentido mal en ningún momento, quitando la clásica gripe o alguna gastroenteritis. No me he sentido débil, ni mareado, ni nada, cruzo los dedos :-).

Para aquellos que os preocupe, bueno mejor aún, para todos los que estáis leyendo la Vegan Society es la solución a vuestras dudas, os dejo un enlace interesante https://www.vegansociety.com/resources/nutrition-and-health/nutrients. Usad el traductor de google si no sabéis inglés, va muy bien.

Sigo que es lo importante.

Dejo caer algo y así pues lo continuo en el próximo artículo. En breve me mudaré a vivir con mi pareja y resulta que no es vegana, ni vegetariana, ni nada 🙂 a ver que tal. Seguramente muchos veganos/vegetarianos se horrorizarán con esto, pero vamos así es mi vida… mis padres y mi hermano no son veganos y ahí están, los quiero igualmente.