Ingredientes

Chocolate vegano: placer para el paladar

El chocolate es un alimento con un gran número de seguidores. Puede deberse, bien a su sabor, o al aumento de la serotonina en la sangre. En cualquier caso, y por suerte, podemos preparar chocolate vegano sin ingredientes de origen animal.

¿Qué entendemos por chocolate vegano?

El chocolate es de origen vegetal, por lo que en sí mismo podemos decir que es totalmente apto para veganos. Es difícil encontrar a alguien a quien no le guste este delicioso dulce en cualquiera de sus variedades.

Es con dichas variedades con las que debemos prestar atención si seguimos una alimentación vegana. El motivo reside en que la mayoría de productos o chocolates que encontramos en el mercado traen leche, suero de leche o algún tipo de derivado lácteo.

El chocolate vegano, o aquel que no contiene ningún tipo de ingrediente de origen, es el negro. Leyendo bien las etiquetas podremos comprobar si es apto para nosotros o si bien debemos descartarlo. Suelen ser de un 70% o más de chocolate.

En algunas ocasiones, algunos chocolates negros pueden contener huevo o manteca de origen animal. Por tanto, es conveniente comprobar siempre sus ingredientes y no dejarnos llevar por el nombre o por nuestros antojos.

Pero no todo van a ser decepciones. Debemos saber que siempre es posible preparar nuestra propia versión de chocolate vegano. La solución es tan simple como prepararlo en casa utilizando leches vegetales, como la de avena, o bien buscando opciones veganas en tiendas especializadas.

Por suerte, ya es posible encontrar una gran variedad de chocolate vegano. Así, además del tradicional chocolate negro a secas, tenemos a nuestra disposición otras alternativas que traen, por ejemplo, frutos secos.

Algunos beneficios del chocolate

El chocolate vegano o chocolate negro es un alimento rico en antioxidantes, en concreto flavonoides. Por tanto, nos ayuda a combatir los radicales libres que son los responsables del envejecimiento prematuro de la piel. Cada vez son más los estudios que lo avalan .

Cuando consumimos el chocolate sin leche o derivados añadidos, la concentración de antioxidantes es mayor. Además, la cantidad de azúcar se reduce considerablemente, así como las grasas saturadas.

No obstante, el chocolate vegano también puede llegar a ser muy dulce. Esto significa que debemos moderar su consumo si no queremos obtener el efecto contrario. Se recomienda no superar las dos onzas al día.

Otro de sus beneficios es que nos ayuda a aumentar el colesterol bueno. La razón la encontramos en la manteca de cacao, que contiene ácido oleico. Esta grasa monoinsaturada es la misma que aparece en el aceite de oliva, por lo que mejora el colesterol HDL.

Por si te parece poco, tenemos otra buena noticia para ti. ¡El chocolate mejora nuestro estado de ánimo! Sí, así es. No es solo su agradable sabor los que nos pone de mejor humor. El chocolate aumenta los niveles de la serotonina; un neurotransmisor que inhibe el enfado y mejora el sueño, el apetito y el humor. Ahora ya sabemos por qué tenemos esos antojos repentinos.

Como ves, comer un poco de chocolate negro al día no solo es un placer para nuestro paladar, sino que también resulta altamente beneficioso para el organismo. Y tú, ¿ya tienes tu tableta en casa?