General

6 alimentos perjudiciales camuflados en el desayuno

Cup of cafe con leche de soja¿Qué mejor forma de empezar el día que con un desayuno nutritivo, sano y energizante? Si sientes que te falta energía a lo largo de la jornada, tienes sensación de hambre recurrente o tu estado de ánimo sufre altibajos… puede que la respuesta esté en tu desayuno.

Son muchas las veces que podemos dejarnos llevar y actuar por inercia, comiendo lo primero que vemos o que emocionalmente nos pide el cuerpo, pero esa opción puede que no sea la que más te favorezca. ¡Veremos seis opciones de desayuno candidatas a abandonar tus mañanas y tu cocina!

Bollería industrial, galletas, pasteles. Estos productos están llenos de calorías vacías, esto quiere decir que nos aportan calorías pero no contienen muchos nutrientes. Elaborados con harina blanca y mucho azúcar, harán aumentar nuestros niveles de azúcar en sangre, no nos aportarán una energía sostenible y como consecuencia nos harán tener hambre más rápido. Es mejor optar por carbohidratos más saludables, como productos integrales, dónde encontraremos más nutrientes, más fibra y más energía. Y por lo que a los azúcares respecta es más recomendable satisfacer las ganas de comer algo dulce con una pieza de fruta.

Cereales azucarados. La mayoría de cereales que encontramos en el supermercado están muy lejos de parecerse a su forma original en cuanto a nutrientes, vitaminas y minerales. Además, su contenido en azúcar es muy elevado y tienen poca fibra. Los cereales pueden formar parte de un desayuno completo, pero no por si solos serán una comida equilibrada. Fijarse en el contenido de fibra y azúcar puede darte alguna pista sobre la idoneidad de ese cereal ¿es el azúcar uno de los tres primeros ingredientes de la lista de ingredientes? Los cereales integrales serán una opción más saludable, manteniendo nuestros niveles de azúcar en sangre bajo control, nos llenarán durante más tiempo y nos aportarán más energía.

Café. El café es la segunda materia más comercializada (sólo por detrás del petróleo), y son muchas las investigaciones que se han llevado a cabo para determinar si es beneficioso o perjudicial para nuestra salud. Aunque nutricionalmente no necesitamos esta substancia, su consumo adecuado (no más de 2 o 3 tazas al día, un contenido inferior a 300 miligramos de cafeína) puede ser un aporte positivo para nuestra salud pero también muy negativo si se toma en exceso. Desayunar sólo un café no es una buena opción y no debe ser un substituto del desayuno. Si te gusta su sabor o tienes la costumbre de desayunar café, no renuncies a él y tómalo acompañado de alimentos nutritivos para conseguir un desayuno completo.

Edulcorantes artificiales. ¿Conocéis a alguien que tenga predilección por endulzar y hacerlo en exceso? ¿Ya sean bebidas vegetales, yogures, té o café…? Los edulcorantes artificiales y el azúcar son poco saludables y no deberían aparecer en nuestra dieta (han sido relacionados con la diabetes, obesidad, enfermedad cardiaca, cáncer y Alzheimer). Es recomendable buscar alternativas más naturales, como endulzar con miel de alta calidad, Stevia… y quizás también tratar de reducir su ingesta.

Comidas preparadas. Las comidas preparadas son una opción muy procesada, dónde además se pierden nutrientes. Nos llenará más y será más saludable que cocinemos nosotros. Hay quien un día a la semana, cocina una cantidad mayor de comida para así tenerla preparada y ahorrar tiempo.

Carnes procesadas. Si da la casualidad que estás leyendo este artículo y no eres vegetariano, te dedicamos éste apunte. Embutidos, tocino, jamón, salchichas… las carnes procesadas contienen nitratos, los cuales han sido asociados con el cáncer. Será muy recomendable que reduzcáis o eliminéis por completo estos alimentos de vuestro desayuno y de vuestra dieta. Si la opción de seguir una alimentación vegetariana no te convence, trata de evitar productos altamente procesados y de baja calidad.
Cuéntanos… ¿Tú qué desayunas? ¿Algunos de estos alimentos forman parte de tu desayuno?

Referencias:

– Fitnea. (2013). 7 worst foods you should never eat for breakfast. www.fitnea.com
– DISCOVERY DSALUD. (2007). Café: bueno tomado con moderación, muy malo en exceso o con leche. www.dsalud.com
– Dr Mercorla, J. (2011). Los 4 mejores y los 3 peores endulzantes en su cocina. espanol.mercola.com